CARBOXITERAPIA:

La carboxiterapia consiste en la aplicación subcutánea de dióxido de carbono (CO2) con fines terapéuticos. El proceso consiste en la aplicación de microinyecciones localizadas de CO2 mediante un equipo diseñado especialmente para este fin. Dicho equipo se encarga de controlar la velocidad de flujo del gas (contenido en un tanque), la dosis administrada y el tiempo de inyección. La introducción del CO2 se realiza por vía subcutánea, gracias a una fina aguja a la que llega el gas a través de un conducto flexible desde el equipo. El gas debe ser de tipo medicinal anaeróbico con una pureza del 99,9%.

La duración de una sesión de carboxiterapia puede durar entre 30 y 60 minutos, dependiendo de qué áreas se vayan a tratar, y cuántas de ellas en una sola sesión.

 

MESOTERAPIA:

La mesoterapia es una técnica terapéutica en medicina estética altamente eficaz, para tratar  enfermedades de manera local con acción in situ prolongada. Consiste en la aplicación de preparados farmacológicos, que varían según el tipo y grado de la patología a tratar,  mediante una serie de inyecciones superficiales intradérmicas e indoloras cuando el procedimiento está bien realizado. De esta, manera el medicamento actúa directamente sobre el área afectada y con dosis menores a las que se necesitarían si se aplicara por otra vía, como la oral o cremas de difícil absorción.

2015-06-19T20:33:07+00:00