Dermatologia pediátrica2019-02-21T19:09:46+00:00

Dermatología Pediátrica

Los niños no son adultos en miniatura, y la piel de los niños desde el recién nacido hasta la adolescencia, tiene características particulares, por eso es importante que tanto la prevención, el cuidado, el diagnostico como el tratamiento de los problemas de la piel de los niños sean resueltos por el especialista, el DERMATOLOGO PEDIATRA.

Las consultas más frecuentes que vemos en los niños y adolescentes son dermatitis atópica o eccemas, moluscos contagiosos, acné, lunares o marcas de nacimiento, hemangiomas, sarna y pediculosis entre otros.

También muchas veces el dermatólogo pediatra se encarga de algunas enfermedades genéticas que tienen manifestaciones en la piel como neurofibromatosis, epidermólisis ampollar ( piel de cristal) o ictiosis entre otras.

Pediculosis

Los vulgarmente llamados “piojos de la cabeza” (Pediculus Humanus Capitis) son insectos que viven sobre el cuero cabelludo y cabellos del ser humano. Son ectoparásitos.
Los parásitos adultos miden de 1 a 2 mm., tienen seis patas que terminan en pequeñas garras que utilizan para prenderse firmemente al pelo; tórax, abdomen y poseen una cabeza pequeña con un aparato bucal preparado para la punción (picadura) y succión ulterior de sangre.
Estos parásitos pasan del estado larvario a piojo adulto en tres semanas. Su promedio de vida es de treinta días y durante ese tiempo cada hembra es capaz de poner alrededor de 200 huevos o liendres.
El síntoma más frecuente de esta parasitosis es el prurito en la nuca y detrás de las orejas que se produce cuando el piojo pica, que inyecta una toxina en la piel antes de succionar la sangre, la cual es irritante y anticoagulante ; el rascado provoca lesiones en al piel las que pueden servir de puerta de entrada de infecciones bacterianas o bien problemas más serios.
El contagio, se lleva a cabo cuando una persona no infectada establece contacto con una parasitada o con algunos de sus elementos de uso personal como peine, cepillo, vestimenta, almohada, etc ; donde se encuentra el parásito adulto, ya que los piojos no pueden por sus características propias ni saltar ni volar.
El piojo afecta principalmente a los niños en edad escolar y a las mujeres ; los hombres adultos, en cambio presentan un tipo de secresión sebácea dificulta la infestación por los piojos. Si bien no existen estadísticas oficiales, se estima que cada año unos 2 millones de argentinos contraen pediculosis. En un trabajo realizado por las Dras. Villalobos, y Ranalletta, de la ciudad de La Plata con alumnos de escuelas primarias y jardines de infantes de la ciudad encontraron que un 36,36% de población tenía pediculosis, con una incidencia similar en varones y mujeres, aunque ligera prevalencia de niñas.
En la actualidad algunas madres y maestras se han convertido en expertas para diagnosticar esta parasitosis. Sin embargo, es útil recordar algunos datos:
Disponga de buena luz para revisar la cabeza del niño (la ideal es la luz solar).
Observe el cabello mechón por mechón, en forma ordenada.
Sepa que las liendres son como conitos invertidos perlados, de aproximadamente 5mm de largo, color gris amarillento cuando tiene pocos días de vida, y marrón oscuro cuando están por incubar (esto es muy dificil de diferenciar a simple vista). Las mismas están muy adheridas al pelo ya que las hembras de los piojos los pegan con una sustancia dura a menos de un centímetro de la raíz del pelo. Por regla general , aquellas que se encuentran a más de 5cm del cuero cabelludo ya están vacías y toman un color blanquecino
Si, ya que en algunas oportunidades puede tener complicaciones importantes, de las cuales la más frecuente es la picazón y la eczematización del cuero cabelludo, sobre todo en aquellos niños con una base alérgica, en quienes suele ser más frecuente, y que está favorecido por el uso de los distintos pediculicidas.
El prurito ocasiona el rascado del niño, lo que lleva a la escoriación del cuero cabelludo, es decir la lastimadura de la piel de la cabeza ; estas lesiones permiten el más facil acceso de bacterias que dan origen a infecciones que en ocasiones pueden llevar a cuadros importantes
Lo ideal es la consulta con el especialista para que sea él quien indique el tratamiento más adecuado. El tratamiento está destinado tanto a matar a los piojos adultos piojos como a su cría (huevos y larvas).
Para matar al piojo:
Se pudede utilizar piojicidas poco tóxicos como la permetrina al 1% en loción y shampoo, o crema de enjuague), shampoo o loción en base a lindano al 1% que se deben utilizar con indicación del especialista ya que mal utilizada podría ser muy tóxica
Para eliminar las liendres:
Primero es necesario ablandar la capa de quitina que las envuelve con vinagre blanco y recién desprenderlas con el peine fino de metal. Si alguna no se desprendiera puede cortarse el pelo al que está adherida. Es muy importante realizar el tratamiento en todo el grupo familiar al mismo tiempo ya que si no continua la cadena de contagios.
Recuerde eliminar los piojos de los objetos personales.
Lavar la ropa de cama e interior con agua bien caliente (por lo menos durante cinco minutos a 50°C).
Para eliminar los piojos de los utensillos de uso personal (peines, cepillos, etc.) sumerjirlos en agua hirviendo durante diez minutos o lavarlos con el shampoo o loción piojicida.
Aclaración
Muchos veces se recomienda repetir un segundo tratamiento a los siete días de haber realizado el primero .
Debido a que los piojos en un ambiente adecuado de humedad y temperatura viven 48hs, se aconseja :
– Cambiar la ropa de cama y lavarla con agua caliente.
– Lavar la ropa usada en el día con agua caliente (guardapolvo, bufanda, camisas,etc.)
– Pasar aspiradora en sillones, asientos de auto.
– Lavar los juguetes de uso diario.
– Lavar con agua caliente los peines y cepillo de uso diario.
Descontadas las normas de higiene básicas que en general cumplen todas las madres, es menester que sepan que para que disminuya la probabilidad de reinfección, es necesario crearle al piojo un hábitat que no le resulte propicio para anidar (inhóspito) ni para reproducirse. En general se lo logra:
REVISANDO DIARIAMENTE LA CABEZA DE LOS NIÑOS Y PASANDO EL PEINE FINO DE METAL.
EVITAR COMPARTIR ELEMENTOS QUE ESTAN EN CONTACTO CON EL PELO (hebillas, peines, vinchas, almohadas, abrigos).
Debido a que en ocasiones el tratamiento con los productos indicadoss es inefectivo las madres pueden tentarse a utilizar sustancias peligrosas (kerosene, insecticidas organofosforados, etc.). Es muy importante que sepan que con estos elementos hacen peligrar la vida de su hijos. No se deben realizar este tipo de tratamientos por el riesgo que acarrean, la aplicación de vinagre sobre el cuero cabelludo no es tóxica y puede ser de utilidad ya que ayuda al desprendimiento de las liendres del pelo.
Normas de prevención de la pediculosis :
– Lavar la cabeza todos los días con el shampoo habitual.
– Pasar el peine fino de metal diariamente embebido en vinagre.
– Llevar el pelo recogido.
– No compartir vinchas, hebillas, peines.

Tenés más preguntas? Consultá a nuestros profesionales

Consultas Online

Protección solar en la infancia

Guía para los padres: ¿Cómo pasarla bien con el sol?

Si bien durante mucho tiempo se habló sobre los beneficios de las actividades al aire libre, por medio de informaciones a las que se tuvo acceso últimamente se demostró que la exposición solar prolongada también es riesgosa, provocando efectos nocivos para la salud, como lo son el envejecimiento cutáneo, y el cáncer de piel.
Parte de la energía solar que llega a la tierra está compuesta por rayos ultravioleta los cuales son invisibles. Cuando estos rayos penetran la piel ocasionan daño celular.
La quemadura solar, una alteración que es visible, aparece pocas horas después de la exposición al sol, y en algunas personas con determinado color de piel, también da lugar al bronceado.
Entre los daños que ocasiona la luz ultravioleta, que no son visibles, se encuentra la injuria celular ; en algunos casos éstas pueden ser reparadas por distintos mecanismos que poseen las células, pero en otros el daño celular es permanente, lo cual provoca la aparición de arrugas, manchas, o bien cáncer de piel con el correr de los años.
Las quemaduras solares graves, el tipo de daño solar que es visible, pueden estar relacionadas con el desarrollo muchos años más tarde de un tipo de cáncer de piel que es potencialmente fatal, ya que pone en alto riesgo la vida del individuo como es el melanoma. Los melanomas pueden presentarse en cualquier grupo etáreo incluyendo los adolescentes.
El daño solar que no se ve, es decir el que ocasiona injuria celular, puede llevar a la aparición de otros tipos de cánceres de piel localizados en zonas expuestas como lo son la cara, el cuello y las orejas. El carcinoma basocelular generalmente aparece en la edad media de la vida o más tardíamente, aunque también puede presentarse en épocas tempranas como la adolescencia ; y aunque este tipo de cancer de piel raras veces se disemina como lo hace el melanoma, debido a su crecimiento local requiere extirpación y tratamiento adecuados. El otro tipo de cáncer de piel que también se relaciona con el daño ocasionado por los rayos UV es el carcinoma espinocelular el cual si no es tratado correctamente puede diseminarse a otros lados del cuerpo.
Debido a que se estima que durante los primeros dieciocho años de vida un individuo recibe el 80% de la radiación solar que recibirá durante toda su vida, la protección solar debe comenzar muy tempranamente y continuar durante toda la vida.. La protección solar en la infancia es una manera de prevenir el cancer de piel en la adultez.
Enseñándoles desde pequeños algunas reglas que no deben dejar de cumplirse para una buena protección :
Evitar la exposición solar en horarios del mediodía, entre las 10 y las 15hs, esto coincide con el momento en que la sombra que proyecta el cuerpo es más corta que la altura.
Utilizar protector solar de amplio espectro (UVB- UVA) con factor de protección 15 o mayor, antes de exponerse al sol y renovar el mismo cada dos horas o luego de un baño o transpiración excesivas.
Utilizar indumentaria adecuada que aumente la protección solar como sombreros con ala ancha o gorras con visera, y remeras y pantalones de trama cerrada y de colores oscuros.
Convencerse y convencer a los demás de que la exposición solar sin precauciones es riegosa, por lo tanto se deben tomar medidas de protección.
Como ya se dijo, evitar la exposición solar entre las 10 y las 15 hs, en que los rayos solares son más intensos ; para esto se pueden planificar las tareas al aire libre como los juegos o paseos antes o después de esos horarios.
Debemos tener en cuenta que en determinados sitios como los lugares ubicados cerca del ecuador, o en las montañas, o en el período de verano las radiaciones solares son más intensas aun, y el daño solar puede verse aumentado por la reflexión de los rayos en el agua, el arena o la nieve lo cual también debe tenerse en cuenta para una buena prevención del daño solar.
Se debe evitar también la exposición al sol por períodos prolongados, para lo cual es bueno ubicarse y jugar en lugares a la sombra.
Evitar por último las quemaduras solares.
Utilizando antes de la exposición solar, y en todo el cuerpo, pantallas solares de amplio espectro, contra UVA-UVB, con un factor de protección 15 o mayor, y reaplicarlas cada dos horas, aun en días nublados.
Una vez elegida la pantalla solar esta debe ser aplicada como cualquier crema o loción sobre toda la superficie del cuerpo , incluyendo las orejas, y los labios, 20 minutos antes de la exposición solar, y como ya dijimos debe ser reaplicada cada 2 horas o luego de un baño o de transpirar excesivamente.
Existen dos tipos de pantallas solares : las invisibles y las opacas. Las invisibles actúan atrapando la radiación ultravioleta protegiendo de esta manera la piel del daño solar.
Las pantallas opacas previenen la absorción de toda la radiación solar. Ellas en general contienen óxido de Zinc o dióxido de titanio. Estas últimas son útiles sobre todo para protección de los labios, la nariz, los hombros y para ser utilizadas por los niños más pequeños.
Debemos destacar que los niños menores de seis meses de edad deben evitar completamente la exposición al sol, y la única protección que pueden utilizar es la ropa adecuada, ya que no deben usarse protectores solares en menores de seis meses.
Se deben utilizar sombreros de ala ancha, o gorras con visera y ropa de colores oscuros para estar al aire libre. Evitar los juegos o los trabajos sin remeras, y cubrirse con la misma y con sombrero o gorra luego del baño, o bien utilizarlos inclusive en el agua. La utilización de anteojos con protección ultravioleta protegen los ojos y los párpados.
No existe una forma segura y sin riesgos para broncearse. El daño solar es acumulativo e irreversible ; el bronceado es un signo que la piel ya está dañada

Hablar de la importancia de la protección solar, para proteger a los demás del daño solar. Demostrar a los demás como se utilizan los protectores solares, mantener a los bebés fuera del sol, utilizar sombrilla para protegerlos cuando están en el cochecito de paseo, hablar con los maestros, profesores de gimnasia, y otras madres acerca de los riesgos que entraña la exposición solar y los cuidados que hay que tener para evitar dichos riesgos. Finalmente concientizarse y concientizar a los demás de la importancia de prevenir el daño solar en los niños.
Evitar la exposición solar en horarios del mediodía, entre las 10 y las 15hs, esto coincide con el momento en que la sombra que proyecta el cuerpo es más corta que la altura.
No exponer al sol a bebés y niños pequeños. Los protectores solares se pueden empezar a usar en niños mayores de 6 meses, exponiéndolos al sol moderádamente y nunca al mediodía.
Utilizar protector solar de amplio espectro (UVB- UVA) con factor de protección 15 o mayor, antes de exponerse al sol y renovar el mismo cada dos horas o luego de un baño o transpiración excesivas.
Utilizar indumentaria adecuada que aumente la protección solar como sombreros con ala ancha o gorras con visera, y remeras y pantalones de trama cerrada y de colores oscuros.
Convencerse y convencer a los demás de que la exposición solar sin precauciones es riegosa, por lo tanto se deben tomar medidas de protección.

Tenés más preguntas? Consultá a nuestros profesionales

Consultas Online

Acné

El acné es una de las enfermedades de la piel más comunes, se observa principalmente en adolescentes como “puntos negros”(comedones), granos, a veces con pus (lesiones inflamatorias y purulentas) y en ocasiones cicatrices, que aparecen en cara, pecho y/o espalda
Con el traspaso de la niñez a la adolescencia van aumentando los niveles de hormonas. Uno de sus efectos es el aumento de tamaño y actividad de las glándulas sebáceas. Las glándulas sebáceas producen una substancia oleosa llamada sebo, que se vacía en la superficie de la piel a través de los orificios de los folículos pilosebáceos.
En las personas con acné, una mezcla de sebo y células de los conductos, tapona el orificio de desembocadura en la piel. Esto se observa como “puntos negros” denominados comedones. Luego, por la acumulación de material por debajo del comedón, las lesiones se sobreelevan y se palpan, por acumulación de bacterias puede formarse pus. A veces los folículos se rompen y el material acumulado se difunde en los tejidos vecinos dando lugar a la formación de granos y nódulos grandes. Cuanto más importantes sean las lesiones, mayores serán las posibilidades de que dejen cicatrices.
Aunque la mayoría de los adolescentes tienen en mayor o menor grado lesiones de acné, no deja de ser una enfermedad y tiene un tratamiento que evita las cicatrices residuales. Si bien no es mortal, da un aspecto desagradable y a veces es desfigurante, disminuyendo la autoestima y alterando la vida social.
El acné no se debe a la ingestión de determinados alimentos. Si bien una dieta no es suficiente para curar el acné, es cierto que algunos pacientes empeoran con determinados alimentos, evidentemente deben evitarse los alimentos que lo exacerban
El acné no se debe a la falta de higiene. El color oscuro del comedón no se debe a la suciedad. Para el cuidado de su piel es necesario lavarse con agua y jabón una o dos veces por día.
Al afeitarse hay que usar una maquina bien afilada y afeitarse suavemente tratando de no lastimar las lesiones.
En la mayoría de los casos el acné mejora en el verano con la exposición solar, pero esto solo ayuda por un tiempo limitado. Además el exceso de sol puede causar envejecimiento prematuro de la piel y cáncer de piel, en estos casos el remedio sería peor que la enfermedad.
Aunque en las lesiones de acné hay bacterias, el acné no es una enfermedad infecciosa y por lo tanto no se contagia.
Debe evitarse la expresión de los comedones y lesiones inflamatorias por parte del paciente o sus familiares, ya que al presionar con las uñas es posible que se traumatice y se rompa el folículo, ocasionando un pasaje del material a los tejidos circundantes y la consecuente reacción inflamatoria, que a la larga desembocará en una cicatriz. De tal manera que aunque la extracción de los comedones prevenga el desarrollo de las lesiones más importantes, la extracción debe efectuarla una cosmetóloga entrenada.
Si, el acné debe tratarse. No escuche los consejos de los que le dicen que ellos también lo tuvieron y a los veinte años se les fué.
No obstante que el acné desaparece luego de algunos años aunque no reciba tratamiento, esperar a que el acné desaparezca puede ser un error, ya que su tratamiento evitará la aparición de cicatrices.
El tratamiento del acné tiene dos objetivos mayores:Eliminar los comedones y lesiones inflamatorias y purulentas.Evitar la formación de cicatrices.

Logrando estos objetivos se logra evitar un deterioro de la autoestima y el desarrollo de una vida social normal, en un momento en que las necesidades de relacionarse afectiva y laboralmente son mayores. Por ejemplo, un estudio demostró que el índice de desocupación entre los 15 – 30 años es mayor entre los que presentan lesiones de acné o sus secuelas.

Su dermatólogo le indicará el tratamiento correspondiente de acuerdo al tipo y severidad de su acné.
En primer lugar el diagnosticará si en realidad se trata de un acné, ya que en ocasiones hay erupciones similares que se deben a otras causas, por ejemplo, maquillaje, cremas, medicamentos o vitaminas que este tomando.
Le prescribirá geles, lociones o cremas que contienen productos que disminuyen la formación y eliminan los comedones, antibióticos locales que reducen el número de bacterias. Estos agentes pueden resecar, irritar y hacer descamar la piel. Su dermatólogo le indicará la manera correcta de utilizarlos.
En los casos moderados y severos puede indicarle antibióticos por vía oral. En ocasiones puede prescribirle otros medicamentos por vía oral, como la isotretinoina que es un potente derivado de la vitamina A, u otros que contienen hormonas femeninas y antagonistas de las hormonas masculinas. También puede inyectarle un medicamento directamente en algunas lesiones. Estos medicamentos pueden tener efectos colaterales importantes, su utilización, requiere un conocimiento de sus efectos adversos y en algunos casos análisis de sangre, por lo que deben utilizarse solo bajo indicación y control dermatológico.

Tenés más preguntas? Consultá a nuestros profesionales

Consultas Online

Sol y embarazo

Los cambios en la piel durante el embarazo varían de una mujer a otra.
Causas de los cambios en la piel durante el embarazo
La variación en los niveles hormonales durante el embarazo puede producir una amplia gama de cambios en la piel: desde estrías y acné hasta el oscurecimiento de la piel. La mayor parte de los cambios desaparecen al poco tiempo del parto.
Acné. A principios del embarazo, a algunas mujeres les sale acné, en especial a aquellas que normalmente tenían erupciones durante la menstruación. Por otra parte, a otras mujeres se les mejora el acné durante el embarazo.
Piernas azuladas o manchadas. En algunas mujeres, especialmente si viven en climas fríos, la mayor producción hormonal causa una descoloración temporal o manchas en la piel de las piernas. Normalmente esas manchas desaparecen después del parto.
Cloasma (“máscara del embarazo” o melasma). En algunas mujeres se produce el oscurecimiento de la piel de la cara. Ese cambio se conoce con el nombre de “máscara del embarazo”. Es más común en mujeres con cabello oscuro y piel pálida. Por lo general aparecen marcas parduzcas y desparejas en la frente, sienes y en el medio de la cara. A veces aparecen alrededor de los ojos o sobre la nariz. Es posible que con la exposición a la luz del sol esas áreas oscurecidas se tornen aun más oscuras. Por lo general, las marcas desaparecen después del parto.
Piel “brillante”. El flujo de sangre aumenta durante el embarazo, incluso los vasos sanguíneos pequeños justo debajo de la superficie de la piel. Por efecto de las hormonas del embarazo, las glándulas de la piel secretan aceite que deja la cara brillante. La combinación de esos dos factores puede producir un “brillo” saludable.
Comezón. Muchas mujeres embarazadas tienen picazón en la piel, en especial en la panza y en los senos durante el segundo y tercer trimestre. Eso sucede a medida que la piel se estira para adaptarse al crecimiento del cuerpo.
Línea negra (o línea oscura en el abdomen). Por la pigmentación (coloración) excesiva en la piel, a muchas mujeres les aparece una línea negra que va del ombligo a la zona púbica. Esta línea se desvanece después del parto.
Uñas. En algunas mujeres, los cambios hormonales hacen que las uñas de las manos y de los pies crezcan más rápidamente o que se tornen quebradizas o blandas.
Hinchazón. En el tercer trimestre es posible que los párpados y la cara se hinchen, especialmente en la mañana. Eso se debe al aumento de circulación de la sangre. Es un estado inofensivo, pero si tiene hinchazón acompañada de un aumento repentino de peso, consulte con el profesional de la salud para descartar otros problemas.
Erupciones. Muchas mujeres sudan más durante el embarazo por el efecto de las hormonas en las glándulas sudoríparas, lo cual provoca una tendencia a tener más erupciones por el calor. A finales del embarazo, en algunas mujeres se producen bultitos rojos e inofensivos en la panza que producen picazón. Esa erupción puede diseminarse a los glúteos, brazos y piernas y crear malestar.
Palmas rojas o con comezón. El aumento del estrógeno puede causar el enrojecimiento y comezón de las palmas de las manos. También puede afectar las plantas de los pies en algunas mujeres. Al igual que la gran parte de los cambios que ocurren durante el embarazo, el enrojecimiento se desvanecerá después del parto.
Papilomas cutáneos (acrocordón). Los papilomas cutáneos son tumores benignos o pedunculares pequeños, suaves y de color de la piel que salen de ésta. Por lo general aparecen en el cuello, senos o axilas. La causa más probable son los cambios hormonales. Los papilomas cutáneos no desaparecen por sí solos después del parto. El profesional de la salud puede extirparlos fácilmente.
Estrías. A medida que crecen los senos y el abdomen, en la mayoría de las mujeres surgen estrías en la piel. Estas marcas pequeñas y deprimidas de piel con distinta textura pueden ser de color rosa, rojizo parduzco o parduzco oscuro, dependiendo del color de la piel de la mujer. En algunas mujeres, las estrías aparecen en los glúteos, muslos, caderas o senos. Las estrías se producen por pequeños desgarros del tejido que yace justo debajo de la piel y que ayuda a la piel a estirarse. No hay forma de prevenir las estrías durante el embarazo. Por lo general desaparecen o se notan menos después del parto. En las farmacias se venden cremas para tratar las estrías, pero se desconoce si realmente surten efecto.
Arañas vasculares. Algunas mujeres embarazadas tienen arañas vasculares en la cara, cuello, parte superior del pecho o brazos. Estas manchas rojas pequeñas tienen ramas capilares irradiadas. Las arañas vasculares son vasos sanguíneos diminutos que aparecen por la mayor circulación de sangre. Pueden ser el resultado de los cambios hormonales. Las marcas desaparecen o se desvanecen después del parto.
Oscurecimiento de la piel. En la mayoría de las embarazadas, los cambios hormonales ocasionan el oscurecimiento de aquellas regiones de la piel que ya son más oscuras que el resto. Ese oscurecimiento es más contrastante en las pecas, lunares, aréolas (el aro pigmentado alrededor de los pezones), pezones, labios vaginales (tejido genital en la parte externa de la vagina) y cara interior de los muslos. Parte del oscurecimiento se desvanece después del parto, pero lo más probable es que permanezcan más oscuras de lo que eran antes del embarazo.
Muchos cambios de la piel durante el embarazo son inevitables. La mayoría desaparece naturalmente después del parto. Estos consejos le ayudarán a reducir o tratar problemas comunes de la piel que se presentan durante el embarazo:
Higiene de la piel. La buena limpieza de la piel es la mejor manera de evitar o tratar el acné. Lávese la cara con una loción limpiadora suave dos o tres veces por día. No se lave con demasiada frecuencia o se resecará la piel, lo cual agravará el problema.
IMPORTANTE: No tome medicamentos para el acné ni tratamientos sin receta sin antes consultar con el profesional de la salud. Algunos de esos productos pueden ser peligrosos para las embarazadas. Accutane (también llamado isotretinoína, Amnesteem y Claravis) es un medicamento recetado para tratar el acné agudo. Pertenece a la familia de fármacos llamados retinoides. El Accutane y otros retinoides pueden causar graves defectos congénitos.
Protección contra el sol. La piel es más sensible durante el embarazo. Es importante protegerse adecuadamente contra el sol. El sol puede oscurecer los cambios de pigmentación y fomentar la propensión a la “máscara del embarazo”. Use un buen protector solar, cúbrase y use un sombrero cuando salga. Trate de no estar al aire libre entre las 10 de la mañana y las 2 de la tarde.
Maquillaje. Las bases y los maquillajes correctores ayudan a disimular las marcas o manchas oscuras de la piel. Evite maquillajes que contienen mercurio. Lea la etiqueta para determinar si el producto contiene mercurio.
Estrías. No podrá evitar por completo las estrías. Conviene no aumentar más de la cantidad recomendada de peso (normalmente de 25 a 35 libras) en forma gradual.
Cremas humectantes. Huméctese la panza y los senos para reducir la picazón y la piel seca. Para evitar la irritación de la piel, use un humectante sin perfume. Lávese sólo con jabón suave. Evite las duchas o baños con agua muy caliente. Eso causa sequedad en la piel.
Calor excesivo. El calor puede intensificar la comezón y las erupciones. Cuando salga en verano, use ropa suelta y de algodón.
La mayoría de los cambios en la piel que aparecen durante el embarazo son inofensivos e indoloros. Debe consultar con el médico ciertas afecciones:
Picazón aguda. La picazón aguda, en especial en el tercer trimestre, puede ser un signo de la colestasis intrahepática del embarazo (ICP). Se trata de un problema del hígado que afecta a un porcentaje reducido de embarazadas. Entre los síntomas se incluye la picazón aguda en toda la piel y a veces náuseas, vómitos, fatiga, amarillentamiento de la piel y pérdida del apetito. Consulte de inmediato con el profesional de la salud si le parece que puede tener esa afección. La ICP no perjudica la salud de la mujer, pero puede afectar al bebé. Es más probable que los bebés de las mujeres con ICP nazcan muertos o que nazcan prematuramente. Los bebés prematuros tienen más riesgos de sufrir problemas de salud y discapacidades de por vida. La ICP normalmente desaparece por sí sola después del parto.
Oscurecimiento de la piel con otros síntomas. Ciertas clases de oscurecimiento de la piel pueden ser un signo de problemas graves. Avísele al profesional de la salud si el cambio del color de la piel viene acompañado de dolor, molestia, enrojecimiento o sangrado, o si nota cambios en el color, forma o tamaño de un lunar.
Hinchazón de los párpados. Es normal que los párpados se hinchen durante el tercer trimestre. Si aumenta repentinamente de cinco libras de peso o más, avise al profesional de la salud. Eso puede significar que está reteniendo demasiado líquido y que tiene presión arterial alta.
Consulte siempre con el profesional de la salud antes de usar cremas o ungüentos medicados para tratar los problemas de la piel. Algunos son peligrosos para las embarazadas.

Tenés más preguntas? Consultá a nuestros profesionales

Consultas Online