Viewing posts categorised under: Sin categoría

Consejos para el baño de los niños

Posted by andre in Sin categoría | 0 comments

Si muchas veces te resulta difícil lograr que tu hijo entre a la ducha te contamos que por suerte, muchas veces no es necesario el baño diario. Esto va a depender de la edad y las actividades que realice. Te ofrecemos una guía adecuada a las distintas edades para

-Que la hora del baño sea divertida para los chicos

-Que aprendan hábitos saludables que luego le van a servir para toda la vida.

 

Chicos de 6 a 11 años: Lo ideal es el baño diario pero con 3 baños por semana suele ser suficiente a menos que hayan hecho actividades que los ensucien, como juegos en la tierra, hayan estado nadando o hayan hecho deportes.

Adolescentes y púberes: En esta etapa a la mayoría de los adolescentes no les gusta el baño pero deben darse una ducha diaria , lavar la cara 2 veces al día y volverse a bañar si realizaron algún deporte o transpiraron mucho.

Cómo hacer del baño un momento divertido: Cuando son chiquitos es importante que puedan jugar con algún juguete preferido. Escuchar historias, cuentos o canciones durante la hora del baño.

Que podemos aprender del lavado de manos? No hay duda de la importancia del lavado de manos en el aseo diario. Los niños deben recordar lavar sus manos antes de comer, luego de ir al baño, limpiarse la nariz o haber jugado con las mascotas.

Como se deben lavar las manos?

– Humedecer las manos con agua tibia

– Enjabonar las dos manos juntas hasta formar espuma y luego frotarlas bien intercalando los dedos.

– Enseñarles que deben enjabonarse durante 20 segundos que es el tiempo que lleva cantar dos veces el Feliz cumpleaños.

– Enjuagar con agua tibia y dejar correr un poco de agua.

Bolsas y ojeras: por esto salen y así se quitan

Posted by andre in Sin categoría | 0 comments

16.02.16

Probablemente, no haya nadie en el mundo que no se haya llevado algún buen susto matutino al encontrarse frente al espejo un rostro distorsionado por bolsas y ojeras. Y no, no implica obligatoriamente que detrás haya una noche en blanco, sea por buenas o malas razones.

La piel del contorno de los ojos es la más frágil y susceptible de la geografía cutánea. Las cifras no engañan. El espesor medio de esa capa de la dermis es de entre 300 y 800 micras, según la Asociación Española de Dermatología y Venereología (AEDV). Esto es, cinco veces más fina que la del resto del rostro, que a su vez, es cinco veces más fina que la del cuerpo. En milímetros, no llega a los 0,5. Además, tiene una menor cantidad de fibras de colágeno, elastina y glándulas sebáceas, según la misma fuente. En el contorno ocular hay 22 músculos periorbitales que están en continuo movimiento, por lo que, amén de delicada, es una piel que se distiende con facilidad.

En la formación de las bolsas y las ojeras están implicados, en primer lugar, los factores genéticos, según el Centro para la Dermatología de Washington. Pero antes de indagar en sus causas, hay que distinguir entre ambas manifestaciones. La cosmética las suele meter en el mismo saco. Cualquier producto destinado a esta zona del rostro une los términos “antibolsas y antiojeras”; y, en efecto, determinados ungüentos se atreven a combatir los dos problemas. Sin embargo, su origen es diferente.

Ojeras. El lado oscuro. Como explica la doctora Almudena Royo, médico estético del Instituto Médico Láser, “las ojeras aparecen por la disposición anatómica del seno venoso de la zona [área que rodea el ojo: el factor hereditario]”. Se trata, pues, de una disposición morfológica especial, que sumada a una piel tan fina (casi transparente), deja ver la acumulación de sangre, oscureciendo la zona”. La falta de hierro también contribuye a su formación, pues esta deficiencia resulta en una pobre oxigenación de los tejidos, hecho que contribuye a la creación de coágulos en los vasos sanguíneos que existen en la zona ocular. Ante esta carencia, la Fundación Española del Corazón recomienda el consumo de carnes rojas, yema de huevo, verduras de hoja o cítricos. A la genética y la falta de hierro, la doctora María José Alonso, dermatóloga de la AEDV, añade una tercera causa determinante: “La pérdida de volumen de la grasa que hay alrededor de los ojos (grasa periorbital) conlleva la aparición de surcos más oscuros, pigmenta la zona, aumenta la laxitud del párpado y da lugar a ojeras”. En cuarto y quinto lugar, aunque no por orden de importancia, se encuentran la falta de sueño (que dilata los vasos sanguíneos) y la edad (pues la piel se afina con el envejecimiento, como explica el doctor Manuel Ángel Rodríguez Prieto, jefe de servicio de Dermatología del Hospital del Complejo Asistencial Universitario de León).

Día Escolar de la No Violencia y la Paz

Posted by andre in Sin categoría | 0 comments

16.09.15

Desde 1964, para conmemorar la muerte de Gandhi, se celebra el 30 de enero el Día Escolar de la No Violencia y la Paz, reconocido por la UNESCO en 1993. En esta fecha se recuerda la necesidad de la educación para la tolerancia, la solidaridad, el respeto a los Derechos Humanos, la no violencia y la paz.

El lema de este día es:
‘amor universal, no-violencia y paz. El amor universal es mejor que el egoísmo, la no-violencia es mejor que la violencia y la paz es mejor que la guerra’.
History_Gandhi_on_Arrival_in_Britain_Speech_SF_still_624x352

31 de agosto – día del obstetra y de la embarazada

Posted by andre in Sin categoría | 0 comments

31.08.15

Desde 1962 se conmemora en esta fecha el nacimiento de San Ramón Nonato, quien debe su nombre al hecho de que fue extraído de las entrañas de su madre muerta, lo que le valió ser elegido patrono de las obstétricas, parturientas y embarazadas

En este día se rinde homenaje a la Obstetricia, especialidad médica que se ocupa de acompañar a la mujer en su embarazo, parto y puerperio, realizando controles prenatales de bajo riesgo, preparación integral para la maternidad, acciones de prevención, atención del parto, posparto normal y recién nacido normal y también en salud reproductiva, contribuyendo en forma importante a mejorar la salud del binomio madre-hijo/a.

La atención comprende también aspectos psicológicos y sociales en un período tan especial como es la maternidad, por lo cual la calidad humana del profesional que la realiza es tan importante como su experiencia profesional. Las consultas periódicas son muy importantes porque además de los controles para evaluar la salud y el desarrollo del embarazo, cumplen un rol esencial en la atención primaria de la salud.

Si bien la etapa de embarazo dura nueve meses, los especialistas consideran oportuno la visita al médico obstetra durante los meses previos a la búsqueda del bebé (visita preconcepcional) para detectar y prevenir posibles alteraciones que pueden  influir en el normal desarrollo del embarazo.

En este primer encuentro médico-paciente, se le indicará a la mujer que comience a tomar ácido fólico tres meses antes de planear el embarazo, para evitar o disminuir la posibilidad de que el bebé contraiga malformaciones del cierre del tubo neural conocidas como espina bífida, mielomeningocele o anencefalia.

En los últimos años, cambió la forma de estimar el riesgo del embarazo, el que estaba enfocado en las etapas finales; en la actualidad se invirtió la pirámide del control prenatal, dándole mayor importancia a los estadíos precoces del embarazo, particularmente a las primeras 12 semanas.

Tener un hijo es la mayor bendición a la que puede aspirar una mujer, para ello algunos consejos a tener en cuenta para tener un embarazo saludable:

1)    Evaluar el adecuado crecimiento fetal a través de la medición de la altura uterina y de las correspondientes ecografías.

2)    Descartar la presencia de trastornos hipertensivos mediante la toma de la presión arterial.

3)    Evaluar el correcto aumento de peso y el desarrollo de una dieta saludable.

4)    Charlar sobre los riesgos de la ingesta de alcohol y el tabaquismo.

5)    Determinar mediante un análisis sanguíneo la presencia de anemia.

6)    Medir la glucemia para descartar diabetes gestacional.

Realizar todos los estudios y análisis correspondientes que el médico obstetra estime necesarios para detectar cualquier alteración que ponga en riesgo el desarrollo normal del embarazo.